Carretera Austral, camino a la aventura

Cuando escuchamos la palabra Patagonia, inmediatamente nos lleva a pensar en naturaleza en estado puro, en territorios lejanos, en las últimas fronteras…

Una de las más grandes aventuras viajeras que se pueden realizar en esta zona del cono sur es atravesar estos lares recorriendo la Carretera Austral chilena, y a la que hoy te acercamos un poco.

Su recorrido, de 1.200 km de extensión, está considerada como uno de los cinco caminos escénicos más hermosos del mundo. Con la cordillera andina como telón de fondo, y el solitario viento patagónico como compañero de viaje, ríos, lagos, bosques impenetrables, extensas pampas, glaciares milenarios, fiordos y canales van apareciendo ante nuestros atónitos ojos. La plaza de armas de Puerto Montt, centro urbano de la X región de Chile, marca el inicio de esta carretera que nos lleva hasta Villa O’Higgins, la puerta de entrada al gran Campo de Hielo Sur. La  mayor parte de esta camino es de ripio, tienes curvas y en ciertos tramos hay que usar barcazas paro atravesar fiordos, ríos y lagos, pero el esfuerzo por recorrerla sin duda tiene su recompensa, ya que sin exagerar, cada kilómetro sorprende con algún paisaje único y digno de ser admirado.

Merece la pena tomarse tiempo en realizar esta aventura, en descubrir los tesoros y secretos que estos parajes nos ofrecen y en disfrutar de la múltiples opciones que el recorrido nos ofrece: hacer rafting  en el caudaloso río Futaleufú, observar el impresionante glaciar colgante del Parque Nacional Queulat, hacer una caminata hasta Cerro Castillo que gracias a sus formas antojadizas parece un verdadero castillo de roca y hielo, navegar en el lago General Carrera, donde el agua ha labrado impresionantes cavidades y grutas en el mármol, pescar con mosca en el río Baker, el más caudaloso de Chile o sobrevolar en avioneta el imponente Campo de Hielo Norte.

Si quieres vivir una verdadera aventura, este viaje por uno de los territorios más salvajes del continente americano, será una experiencia que jamás olvidarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *