Africa, un viaje de novios inolvidable

Para muchos viajeros África lo tiene todo: vida salvaje, paisajes únicos, playas de ensueño, historia apasionante, gentes acogedoras, y una increíble diversidad cultural que han cautivado durante siglos a los aventureros más intrépidos. Destino deseado por muchas parejas para su viaje de novios, este vasto y hermoso continente, tiene también todos los ingredientes para experimentar el viaje más romántico que uno pueda imaginar.

Hoy os enseñamos algunos de nuestros lugares favoritos para tener una luna de miel inolvidable a la africana.

Archipiélago de Bazaruto (Mozambique)

Cinco islas y unos pequeños islotes, situados a unos veinte kilómetros del continente, repletos de playas desiertas de arena blanca que se extienden por kilómetros, aguas color turquesa surcadas por dhows locales con pescadores, días soleados y noches llenas de estrellas.

Delta del Okavango (Botswana)

El final de un río que olvidó llegar al mar, uno de los mayores sistemas de agua interiores del mundo que va desapareciendo entre las arenas del desierto del Kalahari, formando un laberinto de serpenteantes canales repletos de vida salvaje. Un lugar mágico y una de las últimas zonas vírgenes del planeta.

Masai Mara (Kenia)

La bucólica imagen de llanuras infinitas salpicadas por alguna que otra acacia, un verdadero paraíso de grandes mamíferos como leones, rinocerontes negros e hipopótamos y un espectáculo único en la tierra con cientos de miles de ñus desplazándose, cada año, desde las planicies del Serengueti. Sin duda el paisaje africano por excelencia que irremediablemente evoca a películas como Mogambo o Memorias de África.

Lago Malawi (Zambia y Mozambique)

El “Lago de las Estrellas”, como denominó David Livingstone a este mar de agua dulce, es uno de los grande mitos de la geografía africana. Con la mayor variedad de peces tropicales de agua dulce del planeta, este lago una joya para viajeros con ganas de perderse en sus playas ocultas de limpias aguas que invitan a vivir una experiencia inolvidable en medio de un lugar remoto, que atrapa y del que nunca te quieres ir.

Montañas de Mahale (Tanzania)

Enclavado en el corazón de África, inaccesible por carretera, y a pocos kilómetros de donde el periodista Stanley pronunció una de las frases más míticas de la historia, “¿Doctor Livingstone, supongo?”, cuando por fin encontró al célebre explorador David Livingstone, se encuentran estas misteriosas montañas donde habitan los últimos grupos de chimpancés salvajes de la tierra, en medio de uno de los paisajes más cautivadores de todo África.

Desierto del Namib (Namibia)

Uno de los desiertos más originales del mundo que se funde con las aguas del Océano Atlántico con bosques de árboles muertos, oníricas dunas gigantes, plantas capaces de vivir más de 2.000 años, barcos naufragados y un variedad de paisajes dorados y ocres que parecen salidos de otro planeta.

Islas Seychelles

Ninguna de estas 115 islas perdidas en el océano Índico defraudan. Un auténtico paraíso ecoluxury donde la belleza tropical de su vegetación, de sus playas de aguas cristalinas, de sus miles de aves, de sus tortugas gigantes, o de sus ensenadas perfectas solo pueden hacer pensar que has llegado a una versión moderna del jardín del Edén.

Cataratas Victoria (Zambia y Zimbawe)

Conocidas antaño como Mosi-oa-Tunya (el humo que truena) por el increíble ruido que originan las aguas del río Zambeze al caer 108 metros de altura, son uno de los grandes espectáculos naturales de África que consigue sobrecoger a todo el que las contempla.

Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Este lugar en el que el Atlántico y el Índico unas veces se dan la mano y otras chocan con fuerza, es posiblemente la metrópoli más sorprendente de todo el sur de África, Considerada por muchos como una de las ciudades más hermosas del mundo, aquí tienen cabida desde el sibarita más escrupuloso hasta el intrépido aventurero en busca de sensaciones fuertes.

¿Quieres saber más cosas de este continente mágico? ¡No dejes de escribirnos y juntos diseñaremos un viaje de novios inolvidable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *